Maquillaje según la forma de tus ojos

Hola chic@s, hoy quiero dejaros unas idea para que sepais que tipos de ojos teneis y cómo podeis maquillarlos.

OJOS SEPARADOS:

  • Maquillaje de día

Aplica una sombra oscura en la parte interna del parpado y extiéndela un poco hacia el pliegue. Llévalo sólo hasta la mitad del ojo y asegúrate de difuminarlo muy bien. Al utilizar sombras oscuras en vez de claras, lograras que tus ojos se vean más juntos.

Ahora, con una sombra clara, ilumina el lado exterior del parpado hacia la mitad y mezcla ambos tonos. Los colores más recomendados para el día son café, beige, arena, gris, ciruela y cobre –eso sí, con acabado mate. Puedes delinear tus ojos, pero sigue dándole énfasis al lagrimal.

  • Maquillaje de noche

Concentra los colores oscuros (purpura, negro, café, verde, azul, etc.) en la parte interna del ojo y ve aclarando con sombras más ligeras hasta llegar al final del parpado. En este caso, no es necesario que le des profundidad al pliegue. Toma en cuenta que puedes utilizar distintos tonos de sombras para crear un efecto ahumado, pero no sin llegar a la esquina exterior.

Para algo más estilizado, opta por un delineado. El truco para las que tengais los ojos separados está en crear una línea gruesa en todo el parpado superior, sin rabitos, y en el comienzo de las pestañas inferiores. Los ojos de gato muy exagerados tienden a crear más espacio entre tus ojos.

Las pestañas postizas individuales le dan a tu mirada un toque extra de glamour… aunque tiene su secreto –pégalas lo más cerca posible de la base de tus pestañas hasta la mitad del parpado; a partir de allí sólo coloca un par de ellas en los extremos. Finaliza con abundante mascara en esa zona. Ésto atraer la atención hacia las esquinas de tus ojos haciéndolos parecer más juntos.

Coordina el resto de tu rostro

  • Tus cejas. Trata de que sobresalgan un poquito del nacimiento del lagrimal. Simplemente rellena muy bien con maquillaje de cejas para darle fuerza a tus ojos. Unas cejas ligeramente más oscuras del color del cabello distraen las miradas. Recuerda definirlas y peinarlas con un cepillito para evitar trazos pesados.
  • Tu nariz: Una pasadita con polvo bronceador a lo largo de tu nariz, hace que el espacio se vea más pequeño. Difuminalo muy bien hasta crear una línea suave.

Recuerda que los tonos oscuros deben ir de la mitad del parpado hacia la esquina interna y los claros  hacia el extremo. Nunca dejes líneas fuertes o sombras sin difuminar.

ojos-separados

OJOS CAÍDOS:

  • Maquillaje de día

Los resultados serán positivos si utilizas la menor cantidad de colores posibles. Toma en cuenta que las sombras tierra, neutras, café y ciruela son grandes alternativas para un maquillaje natural.

Escoge tres tonos diferentes de sombras dentro de una misma familia –uno iridiscente o claro en la esquina interna del ojo, con el fin de iluminar; otra mate de la mitad hacia afuera y una más oscura para definir el pliegue.

Es muy importante que esta última empiece desde el extremo exterior y siga –bien difuminada— hasta el pliegue. No olvides que todo debe hecharse en dirección haci ariba. Ese será el secreto para avivar tu mirada. Si lo deseas, ilumina con sombra clara el hueso de la ceja. Finaliza con una máscara con cepillo cónico y extiende las pestañas hacia los extremos.

  • Maquillaje de noche

Apégate a la regla de los tres colores y sigue las instrucciones dadas anteriormente. Para un maquillaje de fiesta, puedes agregarle  sombras metálicas (oro, bronce, plata), verde esmeralda, purpura, gris y marrón, pero siempre dentro de la misma gama.

Lo recomendable es aplicar esta clase de colores con cuidado y mezclarlos ascendentemente. Si te gustan los delineados, opta por los ojos de gato –ilumina la parte interna del ojo con una sombra clara y traza una línea en tus pestañas superiores. Asegúrate que el “rabito” termine hacia arriba. Mientras más gruesa y dramática sea el delineado, mayor efecto de levantado conseguirás.

Coordina el resto de tu rostro

  • Considera enfocar toda tu atención en las cejas. Sí, unas cejas perfectamente depiladas y definidas pueden darle vida a tus ojos sin necesidad de corregir con maquillaje.

Crear un ángulo elevado ayudará a levantar tu mirada (si no sabes hacerlo, acude a un profesional). Si son escasas, las puedes rellenar con un maquillaje adecuado para éstas. Un iluminador justo debajo de la ceja hará que tus ojos se vean más abiertos.

Si tus parpados están caídos evita las sombras oscuras o planas, hace más grave el problema. Evita delinear alrededor de todo el ojo, por debajo de este o sin forma ascendente en la esquina de afuera; tampoco apliques mascara o sombras en las pestañas inferiores.

Si te vas hace los ojos de gato, rellena bien el espacio entre pestañas y piel, de lo contrario el trazo podría lucir descuidado y no conseguirás un efecto levantador. Las cejas rectas o caídas no te favorecen para nada así como pestañas postizas completas y un maquillaje de ojos ahumado.

OJOS CAIDOS

OJOS JUNTOS

  • Maquillaje de día

La clave está en mantener la atención en las esquinas internas. Opta por un tono claro en todo el parpado; sigue con un lápiz iluminador o sombra iridiscente que aplicaras en forma de “V” en el lagrimal con el fin de crear más espacio entre tus ojos. Finalmente, usa un color oscuro (que puede ser negro o café) y marca una línea desde la mitad del parpado superior e inferior hacia afuera. Difuminalo.

El contraste entre el iluminador, sombra clara y oscura es lo que va a darle la “separación” a tus ojos. Riza tus pestañas, dale dos capas de rímel negro con un cepillo cónico y alarga tus pestañas hacia los extremos para un efecto mayor.

Tip: para un maquillaje rápido, simplemente delinea los lagrimales con un iluminador y deja limpio el resto de tu cara.

  • Maquillaje de noche            

Los ojos juntos tienen una variedad de alternativas, pero recuerda mantener el estilo del maquillaje de día. Puedes hacer unos ojos ahumados en tonos negros, grises, ciruela, verde y metálicos, tratando de marcar el claroscuro.

Aplica el iluminador o sombra iridiscente en el lagrimal (mientras más brilloso sea, mejor será la “separación”) y continua con sombras oscuras de la mitad del ojo hacia afuera. Si además lo haces en dirección ascendente, tu mirada se verá más despierta. Finaliza con varias capas de pestañina o, incluso, pestañas postizas que pegaras sólo en las esquinas.

Si te gustan los delineados un ojo de gato grueso, desde la mitad de tus ojos y aunado al iluminador, te brinda un efecto similar. También puedes delinear las pestañas inferiores, del centro hacia afuera.

Coordina el resto de tu rostro

  • Si tus cejas están muy juntas, lo correcto será depilarlas buscando un balance. La recomendación más acertada es que acudas con un profesional.

Si maquillas tus cejas, marca bien el final de las mismas y péinalas con un cepillito para difuminar cualquier trazo. Un iluminador en el hueso de las cejas y en el entrecejo –sin exagerar—puede ayudarte a crear una ilusión óptica de separación. También, unos pómulos perfilados disimulan ligeramente los ojos juntos.

Evita las sombras planas o monocromáticas, los delineados pesados o góticos o sombras indefinidas. Jamás lleves el trazo hacia el lagrimal pues esto “une” tus ojos.

OJOS JUNTOS

OJOS PEQUEÑOS

  • Maquillaje de día

Las sombras claras serán tus aliado. Tonos beige, hueso/marfil o piel darán la ilusión de tener ojos más grandes si son aplicadas a lo largo del parpado móvil, además de darle brillo a tu mirada.

Aléjate de los delineadores en horas del día ya que le dan dureza a tu mirada. Finaliza con rímel marrón o negro en las pestañas superiores.

  • Maquillaje de noche

Unos ojos ahumados suaves pueden funcionarte, sin embargo, apostar por delineados prolijos será un éxito garantizado.

Si optas por los ojos de gato, asegúrate de utilizar sombras claras como base y alargar el delineado para obtener una forma más exótica. Mucha pestañina o pestañas postizas te ayudaran a realzar tus ojos.

Si quieres algo más extravagante: Fíjate que tonos vibrantes combinan con el color de tus ojos y utilízalos desde la parte interna del ojo hasta la mitad del parpado. Marca la profundidad con sombra café, carbón o gris plomo.

Recuerda emplear iluminadores en las esquinas de tus ojos para más luz.

Coordina el resto de tu rostro

  • Tus cejas deben estar pulidas y definidas. De ser posible, depila el área más cercana al ojo (claro, sin perder la naturalidad) y aplica iluminador debajo del hueso de la ceja.
  • Aprende a dominar el uso del corrector. Las ojeras tienden a hacer los ojos más chiquitos; por tanto es esencial que cubras cualquier imperfección con maquillaje correctivo o base.
  • No tengas miedo de enfocarte en otras áreas como labios o mejillas. De hecho, si le sacas provecho a la forma de tu rostro, tus ojos podrían resaltar aún más. Los iluminadores en polvo o líquidos, en lugares estratégicos, son casi necesarios.

Evita el negro a toda costa (a menos que sea en delineados). Los “Smokey Eyes” pesados, sombras mate y delineados en las pestañas inferiores harán que tus ojos desaparezcan como por arte de magia.

Si lo tuyo es el maquillaje al natural o “cara lavada”, aplicate dos capas de rímel negro en las pestañas superiores no te quitará mucho tiempo y le aumentarás centímetros a tu mirada.

Procura deshacerte de los pelitos cerca del ojo, este espacio los hará más grandes ante los ojos de los demás.

OJOS PEQUEÑOS

OJOS GRANDES

  • Maquillaje de día

La regla general: sombras mate en tonos tierra (según el color de tus ojos y piel). Apuesta por darle profundidad al ojo aunque sea con sombras café medio y no olvides de dar un ligero delineado, también con sombras, en tus pestañas inferiores.

Ten cuidado de utilizar colores muy oscuros cuando quieras un look natural-recuerda que si no están bien aplicados tus ojos pueden lucir tristes o más redondos. Al hacer la profundidad en el pliegue del ojo, asegúrate de que sea en forma de “V” con el fin de alargar tu mirada.

Riza tus pestañas y finaliza con rímel. Si tus ojos son redondos o caídos, aplica el rimel hacia los lados para que el ojo se vea más despierto.

  • Maquillaje de noche

Lo importante es sombrear el ojo para darle una forma bonita. Siguiendo la regla de sombras mate, intenta hacer un maquillaje ahumado con tonos negros, café, azul oscuro o gris plomo. Una vez más, define el pliegue hasta formar una “V” y no satures las pestañas inferiores con color.

Si te gustan los delineados, hazte un ojo de gato’ sutil -la diferencia es que aquí tendrás que delinear por arriba y por abajo para evitar que luzcan más grandes. Para darle más definición a tu mirada, opta por pintar el lagrimal alrededor del ojo con un lápiz tipo Kohl negro.

Tip: ésto te da unas pestañas más espesas.

Procura delinear todo el ojo, sobretodo si son saltones. La excepción viene cuando tus ojos son redondos o caídos -para esas situaciones, delinea de la mitad para afuera. Termina con rímel negro a prueba de agua.

Coordina el resto de tu rostro

  • Las cejas son importantes si intentas disimular unos ojos grandes. Depílalas de manera angulosa y define con un lápiz del mismo tono de tu cabello -si son muy finas, tu mirada se verá más inmensa.
  • ¿Tus pómulos son altos o tu mentón muy pequeño? Perfecciona la forma de tu rostro con maquillaje para que tus ojos no sean lo  principal. Otro truco consiste en aplicar polvos bronceadores o rubores oscuros en el hueso del ojo, creando una especie de sombreado.
  • Aprende a dominar los correctores y como aplicarlos. Un corrector claro o del tono que no es, sólo aumentará el tamaño de tus ojos.
  • En cuanto a labios, lo mejor es rellenarlos con el toque justo de color -los tintes labiales resultan ideales.

Evita: tonos demasiados claros o pasteles, además de sombras oscuras sin definición. Nada de delineadores estridentes como verdes, turquesa, oro o plata, mucho menos si lo aplicas alrededor de todo el ojo.

Evita las pestañas postizas exageradas, las cejas tipo hilo o labiales fuertes. Muchos maquilladores recomiendan dar un punto de luz en la esquina del lagrimal para darle apertura al ojo; en tu caso, resulta contraproducente. Si tienes una piel madura o tienes bolsas bajo los ojos, trata de no maquillar las pestanas inferiores. ¿Sientes que tu mirada luce desnuda sin ese delineado? Traza una línea con sombra café oscuro y difumina muy bien.

Es aconsejable que la mascara que uses sea para dar volumen en vez de longitud. Cuando las pestañas son muy largas, por lo general ‘abren’ el ojo haciéndolo más grande.

OJOS GRANDES

Bueno esta es la entrada de hoy, espero que os ayude y os aclare dudas y hayais aprendido cositas nuevas. Nos vemos en el próximo post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s